CÓMO HACER EL CAMINO DE HIERRO (Salamanca)

Puente del Poyo valiente, construido en curva, entre los túneles 6 y 7. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Puente del Poyo valiente, construido en curva, entre los túneles 6 y 7. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
La recuperación de túneles, raíles y puentes de hierro en el último tramo de la histórica Línea del Duero que unía Salamanca y Portugal ha convertido el Camino de Hierro en una de las propuestas senderistas más apasionantes de la Península. En este reportaje te cuento cómo hacerla y todo lo que debes de tener en cuenta. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a realizar contenido gratuito para que lo disfrutes.

Texto y fotos: Javier Prieto Gallego

Sumergirse en el silencio que inunda el incomunicado valle por el que discurre en sus últimos kilómetros el río Águeda antes de entregar sus aguas al Duero; escuchar el vuelo rasgado de alimoches y buitres planeando sobre pronunciados barrancos; penetrar en la oscuridad refrescante de la tierra a través de un sinfín de túneles que en otra época permitieron el paso de máquinas y vagones y que hoy albergan alborotadoras colonias de murciélagos; estremecerse calculando el complicado alarde de tecnología y esfuerzo que requirió el trazado de uno de los trayectos ferroviarios más arriesgados y complicados de toda Europa; asomarse a una aislada parcela de nuestra geografía más agreste y salvaje…son tan sólo un puñado de excusas para cargar el macuto y dejarse guiar por el espectacular Camino de Hierro que separa la antigua estación de La Fregeneda y el puente internacional que sobre el río Águeda comunica España y Portugal.

El Camino de Hierro a vista de dron. Imagen y edición: Javier Prieto Gallego

Si te animas a visitar esta zona para disfrutar de pueblos y naturaleza, reserva ya aquí.

Interior del primero de los túneles. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Galleg
Interior del primero de los túneles. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Situado en el sector meridional del espectacular entorno natural que conforman las Arribes del Duero, este trayecto ferroviario, cerrado definitivamente al tráfico regular en 1986 después de 100 años de funcionamiento, y que ha vuelto a renacer para el turismo activo tras un ambicioso plan de recuperación de sus infraestructuras más básicas, atesora un buen número de alicientes para quien se sienta con ganas de realizar una inolvidable excursión recorriendo, traviesa a traviesa, este sin par trazado ferroviario internacional.

Fruto del esfuerzo conjunto de españoles y portugueses, la vía que uniría una de las zonas más deprimidas y aisladas de la meseta occidental con las vecinas tierras de Portugal fue inaugurada el 8 de diciembre de 1887. La ceremonia incluyó el «beso» simbólico de dos locomotoras que, procedentes de ambas orillas del río Águeda, se encontraron en medio del engalanado puente Internacional. Pero antes fue necesario construir y diseñar otros 9 puentes y viaductos metálicos y los 20 túneles que se apiñan a lo largo de los 17 kilómetros que comprende este último tramo de la vía que ahora se recorre a pie.

El Camino de Hierro y el río Águeda comparten un estrecho y apartado valle en el espacio natural de los Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León.  España. © Javier Prieto Gallego
El Camino de Hierro y el río Águeda comparten un estrecho y apartado valle en el espacio natural de los Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Entre las dificultades técnicas del proyecto, una de las que más asombro causa hoy en día, es la sucesión de puentes metálicos cuyas piezas fueron diseñadas y montadas en Francia y Bélgica antes de ser trasladas y ensambladas sobre el terreno. Por no hablar de lo que sobrecoge imaginar el esfuerzo de horadar tal cantidad de túneles en muchos casos a través de la roca pura y dura. Todo un alarde de ingeniería para la época, imprescindible para domesticar una orografía endiablada en la que la sucesión de barrancos y laderas no dejaba otras opciones para el trazado de un tren. Una obra titánica en la que fueron empleados más de 2.000 obreros llegados de muchos lugares de España y cuya labor se realizó en condiciones muy difíciles. Como en otras construcciones de gran envergadura, tal como se desarrollaban estas a finales del siglo XIX, las arriesgadas condiciones de trabajo implicaban un alto número de accidentes y, también en este caso, de muerte por enfermedades entonces comunes como el paludismo.

ENTORNO NATURAL. El Camino de Hierro discurre por el interior del Parque Natural de Arribes del Duero, un enclave de excepcional valor ecológico que le ha valido también su declaración como Reserva de la Biosfera en 2015. Contar con unos buenos prismáticos ayuda a disfrutar con la observación del vuelo de rapaces como el águila real y perdicera, el alimoche y el buitre leonado.

El sabor de aquella época es, además del paisaje, uno de los grandes atractivos de la ruta. Porque aquí y allá aún perduran construcciones y edificios anejos, muchos de ellos ya puros esqueletos, que en otro tiempo conformaron el complejo de apeaderos, depósitos de agua, casetas, garitas de la Guardia Civil, almacenes y viviendas para los ferroviarios, necesarias para el funcionamiento de un enclave que con carácter fronterizo permitiera el paso de mercancías y pasajeros entre uno y otro país.

Vagón acondicionado como taquilla de entrada en el Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León.  España. © Javier Prieto Gallego
Vagón acondicionado como taquilla de entrada en el Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

El Camino de Hierro no es una propuesta para todos los públicos pero si para un público muy amplio siempre que se acometa con las debidas precauciones y equipamiento. Eso basta para convertir su recorrido en una experiencia única en la que no faltará la emoción de asomarse a un territorio solitario y espectacular. O la de viajar a un tiempo pasado en el que los trenes eran esos «animales mitológicos» –Sabina dixit– capaces de circular por el interior de la tierra o volar sobre los barrancos para llevarte, sano y salvo, hasta la frontera.

EL PASEO

La aventura arranca en mitad de los andenes de la vieja estación de La Fregeneda, ubicada en el paraje de Valdenoguera, al que se accede por un camino de tierra señalizado. Ahí, un viejo vagón de mercancías restaurado hace la veces de taquilla en la que se validan las entrada, que siempre se sacan por Internet, y se facilitan las instrucciones principales. Entre ellas, que en los túneles lo mejor es caminar por el centro, mientras que en los puentes se recomienda hacerlo por los laterales.

También se recuerda lo importante que es recorrer en completo silencio el tercer túnel, habitado por una de las colonias de murciélagos más importantes de España, con cerca de 12.000 ejemplares, mientras se pasa sin molestarles ni apuntarles con las luces. Investigadores del área de Zoología de la Universidad de Salamanca y la Asociación Española para la Conservación y Estudio de los Murciélagos (SECEMU) vienen desarrollando en estos túneles desde hacer décadas un seguimiento de la evolución de las colonias de murciélagos que crían en ellas. El cierre de la línea en 1985 supuso para estos animales la oportunidad de utilizar los túneles abandonados como lugares ideales para la cría. En especial el número 3 que, debido a su ligera forma en «U», tiene un tramo central en oscuridad total, sin que en él se vea niguno de sus extremos. Según sus estudios, desde el abandono de la línea los túneles ofrecen refugio invernal y de cría para 16 especies de quirópteros que se mueven a través de los límites fronterizos en territorios de España y Portugal. «Los murciélagos forman allí colonias de cría donde la mayor parte de los individuos son hembras reproductoras (hasta el 90% de los individuos), que permanecen en este lugar durante la gestación, parto y lactancia. En este periodo, cualquier tipo de molestia (ruidos, luces, etc), por pequeña que sea, supone un estrés y vuelos innecesarios que pueden repercutir muy negativamente en la supervivencia de las crías e incluso de los adultos, debilitados energéticamente», apuntan en sus informes. Esta es la razón de que este túnel permanezca cerrado entre el 15 de mayo y el 15 de agosto, periodo de cría de los murciélagos. En ese periodo, el recorrido se realiza por un sendero alternativo que discurre por el exterior del túnel con impresionantes vistas sobre el río Morgáez.

Para el recorrido completo del Camino de Hierro la organización ha previsto entre 6 y 7 horas para realizar el recorrido de los 17 kilómetros. Aunque a primera vista no lo parezca, lo cierto es que en la práctica resulta un tiempo algo justo en el que no queda mucho margen para largas paradas. También entre las recomendaciones principales están la de acometer el paseo con abundante agua y, dada la escasez de sombras y las altas temperaturas durante los meses más calurosos, una buena protección solar. Por último, tan importante como el agua es contar con un buen calzado de montaña que sujete bien los tobillos. Aunque se han despejado de balasto los laterales de las vías en muchos tramos, la piedra suelta sobre la que se sustentan los raíles es el mayor enemigo del caminante, forzando a un paso inestable, incómodo y propicio a los resbalones al menor despiste. Un buen bastón es siempre bienvenido.

El último de los túneles aboca al puente internacional de hierro que sobre el río Águeda llevaba el tren hasta la localidad de Barca d’Alva, en Portugal. En la orilla española, las casillas ferroviarias que alojaban a la Guardia Civil y el control de aduanas son ahora el punto en el que la organización espera la llegada de los senderistas. Tras un breve control, en el que se vuelven a validar las entradas para comprobar que ningún participante «se ha perdido» por el camino, la aventura finaliza en el colindante muelle de Vega Terrón, único muelle fluvial de Castilla y León y punto de salida y llegada de los cruceros de varios días que desde él navegan por el Duero hasta Oporto. Pero quien espera aquí a los senderistas que realizan el Camino de Hierro son los autocares previstos por la organización y que cada media hora los devuelven por carretera hasta el punto de partida, en la estación de La Fregeneda.

El Camino de Hierro y el río Águeda comparten un estrecho y apartado valle en el espacio natural de los Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León.  España. © Javier Prieto Gallego
El Camino de Hierro y el río Águeda comparten un estrecho y apartado valle en el espacio natural de los Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Senderistas en el Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León.  España. © Javier Prieto Gallego
Senderistas en el Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Estación de La Fregeneda. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León.  España. © Javier Prieto Gallego
Estación de La Fregeneda. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Senderistas. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León.  España. © Javier Prieto Galleg
Senderistas. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León.  España. © Javier Prieto Gallego
Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Túnel. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León.  España. © Javier Prieto Gallego
Túnel. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Antiguo edificio junto a las vías del tren. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León.  España. © Javier Prieto Gallego
Antiguo edificio junto a las vías del tren. Camino de Hierro. Arribes del Duero. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

GALERÍA COMPLETA DE FOTOS DEL CAMINO DE HIERRO AQUÍ

CAMINO DE HIERRO: COSAS A TENER EN CUENTA

  • Los 17 km de trazado se extienden entre la estación de La Fregeneda y el muelle de Vega Terrón, en el Duero, único muelle fluvial de Castilla y León. Existe la posibilidad de realizar un recorrido más corto, de 8 km ida y vuelta, al finalizar el túnel 3 y regresar por el mismo camino.
  • Durante la época de cría de la colonia de murciélagos que alberga el túnel 3, al principio del verano, este permanece cerrado. La ruta se realiza entonces por un sendero alternativo.
  • Para acceder al Camino de Hierro es necesario contar con la entrada correspondiente. Solo se adquieren a través de la web caminodehierro.es.
  • El precio es de 5 €. La entrada da derecho a la correspondiente cobertura de un seguro ante posibles accidentes. También incluye el servicio de autobús que recoge a los senderistas al finalizar el paseo en el muelle de Vega Terrón para devolverlos al punto de partida.
  • El itinerario tiene unos horarios de inicio – de 7,30 a 8,30 h., abril-octubre y de 9 a 10 h., octubre-marzo- y final – a las 15 h., abril-octubre- y a las 16,30 h., octubre-marzo-.
  • Para poder realizar el recorrido con mayor holgura se recomienda empezar lo antes posible.
  • Está prohibida la entrada a menores de 6 años. El resto de menores deben de acreditar su edad mediante Libro de Familia o DNI.
  • No es un itinerario apropiado para niños que no estén muy acostumbrados a andar o puedan tener miedo a la oscuridad.
  • Existen muchos lugares en los que es necesario extremar la precaución para no tropezar o meter el pie entre las estructuras metálicas de los puentes.
  • Tampoco es una propuesta apta para personas con movilidad reducida o puedan sufrir de vértigo o claustrofobia.
  • Aunque la organización facilita linternas, que se devuelven al final del recorrido, es recomendable llevar linternas frontales propias.
  • También es importante contar con agua en abundancia –más de un litro por persona-, alimentos energéticos, gorra y protección solar, botas de senderismo que sujeten los tobillos y bastones. No se permite realizarla con mascotas.
  • CONSULTA LA INFORMACIÓN COMPLETA Y ACTUALIZADA EN LA WEB DE CAMINO DE HIERRO

CUÁNDO IR. La primavera es la mejor época. Los meses de verano pueden ser excesivamente calurosos en el fondo de los cañones por los que discurre la ruta. El agua de lluvia vuelve resbaladizas las traviesas.

DÓNDE ESTÁ Y CÓMO LLEGAR. La CL-517 acerca desde Salamanca hasta La Fregeneda en 110 km. El desvío hacia la estación está señalizado por un camino de tierra 3 km antes.

Powered by Wikiloc

Castillo. San Felices de los Gallegos. Salamanca. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Castillo. San Felices de los Gallegos. Salamanca. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

MUY CERQUITASAN FELICES DE LOS GALLEGOS. A 25 km de La Fregeneda, es uno de los Conjuntos Históricos más bellos de la provincia de Salamanca. La localidad jugó un importante papel en las guerras fronterizas de la Edad Media y mantiene intactas una parte de las murallas y su castillo. Además del recorrido por el casco urbano son recomendables las visitas al Museo del Aceite “El lagar del Mudo”, el Museo de la Cantería y el castillo, en cuya torre se ubica un centro de interpretación. QUÉ HACER EN SAN FELICES DE LOS GALLEGOS [Oficina de Turismo: Tel. 923 521 517. sanfelicesdelosgallegos.es]


DÓNDE DORMIR

¿Te apetece una escapada? Busca aquí tu alojamiento. Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a mantener este blog ¡Gracias! (esto no tiene ninguna repercusión para ti en el precio)

POSADA DE LOS ACEITEROS [ Ahigal de los Aceiteros]. Cinco habitaciones con encanto en una casona centenaria totalmente rehabilitada.

POSADA REAL QUINTA DE LA CONCEPCIÓN [Hinojosa de Duero]. A un paso del Salto de Saucelle, con vistas al Duero y los viñedos de Portugal.

POSADA REAL CASA DEL BRASILERO [Saucelle]. En un caserón de piedra de cantería edificado a principios del siglo XX por un emigrante retornado. Minimalista y funcional.


DÓNDE COMER

RESTAURANTE MESA DEL CONDE [San Felices de los Gallegos]. Excelentes carnes procedentes de su ganadería. Rabo de toro y ternera morucha.

LA TINAJA [Tel. 923 52 20 23. Sobradillo]. Comida de estilo tradicional. Cabrito, croquetas, rabo de toro. Cerveza artesana.

EL RINCÓN CHARRO [Tel. 923 512 738. Lumbrales]. Buena cocina y platos originales. Entre ellos, crujiente de ibérico con gambón en tempura o crujiente de torta de Casar sobre Jamón.


QUÉ HACER DESPUÉS

Muy cerquita de La Fregenda tienes otra espectacular propuestas senderista, esta mucho más corta y tranquila:

Cómo hacer la Ruta de los Contrabandistas en las Arribes salmantinas

Seguir la Ruta de los Contrabandistas desde Hinojosa de Duero (Salamanca) permite asomarse a las Arribes por los mismos lugares por los que se producía una actividad que en el pasado acabó convertida en el principal medio de subsistencia en la zona. Un fácil paseo lleno de resonancias históricas y profundas vivencias que aún se descubren en el paisaje. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de SIEMPRE DE PASO me ayuda a generar contenidos gratuitos para que los disfrutes. Read More


También te puede interesar:

Un viaje de miradores por Las Arribes salmantinas

Los Arribes del Duero conforman uno de los conjuntos de cañones más espectaculares de Europa. Aquí te cuento cómo puede ser un viaje parándose en algunos de los miradores más espectaculares de la provincia de Salamanca. Read More


EN BARCO POR LAS ARRIBES DEL DUERO (Salamanca)

El viaje en barco por las Arribes salmantinas brinda una perspectiva insólita de este espectacular espacio natural. Y no solo por la visión que ofrece de sus escondidos rincones al pie de los acantilados. También por todo lo que el viajero aprende durante la navegación acerca de las condiciones de vida que imperaron hasta hace unas pocas décadas en un lugar tan agreste. Te lo cuento con detalle en este reportaje. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a generar contenidos gratuitos para que los disfrutes.Read More


More from Javier Prieto Gallego
Santa María de los Dolores (Niembro, Asturias)
La iglesia de Santa María de los Dolores, construida a finales del...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.