Espectacular paseo por las orillas del Eresma (Valladolid)

Sendero junto al río Eresma en los pinares cercanos la ermita de Sacedón. Pinares de Pedrajas de San Esteban. Tierra de Pinares. Valladolid.
Sendero junto al río Eresma en los pinares cercanos la ermita de Sacedón. Pinares de Pedrajas de San Esteban. Tierra de Pinares. Valladolid.
Hay senderos que en vez de entre pinares parece que discurren por mitad de la selva. Eso es lo que le pasa a este sencillo paseo, ideal para hacer con niños, por las feraces orillas del río Eresma a su paso por la ermita de Sacedón, muy cerca de la localidad de Pedrajas de San Esteban. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a generar contenido gratuito para que lo disfrutes.

UN VERGEL ENTRE PIÑONES

Un frondoso sendero corre junto a las aguas del Eresma cerca de Pedrajas de San Esteban

Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

Las orillas de los ríos pinariegos a veces brindan sorpresas morrocotudas. Los que mejor lo saben son los pescadores que, a fuerza de andar para arriba y para abajo buscando remansos en los que el corcho no baile por su cuenta, acaban por dibujar junto a los ríos caminillos de desgaste que a los paseantes sin caña nos parecen caminos de paraíso.

Camino cerca del Eresma. Primavera.Tierra de Pinares. Pedrajas de San Esteban. Sacedón. Valladolid. Castilla y León © Javier Prieto Gallego;
Camino cerca del Eresma. Primavera.Tierra de Pinares. Pedrajas de San Esteban. Sacedón. Valladolid. Castilla y León © Javier Prieto Gallego;

Si te animas a visitar esta zona para disfrutar de pueblos y naturaleza, reserva ya aquí.


Una de estas sendas impactantes discurre a la vera del río Eresma, entre la ermita de la Virgen de Sacedón, cerca de Pedrajas de San Esteban (Valladolid), y la carretera que une esta población con Olmedo. Sobre el mapa son apenas 1.500 metros de recorrido pero sobre el terreno la experiencia es tan intensa que parecen el doble. Y no porque impliquen dificultad o pérdida sino por todo lo contrario: a cada paso un rinconcillo pide tiempo para contemplar el curso del río, un árbol para asombrarse por su estatura o una planta para juzgar increíble la desmesura de sus hojas. Y todo ello mientras el senderillo discurre plácido por entre un auténtico túnel de lianas, enredaderas y escaramujos atendido, en lo sonoro, por la más perfecta orquesta canora que imaginarse pueda: el jolgorio de la pajarería que trajina entre tanta floresta es tan apabullante como la densidad selvática. Si la primavera la sangre altera, los pájaros que habitan en este tramo las riberas del Eresma están para ser tratados por el mismísimo doctor House. Con tal jolgorio y lío de enredaderas y chillidos el paseante inadvertido, analfabeto ornitólogo y algo infantil padece enseguida el síndrome de Tarzán, dejando crecer en su interior la superfalsa sensación de que en cualquier momento la ya septuagenaria mona Chita va lanzar uno de sus chirridos antes de tirársenos al cuello desde un sauce llorón.

Riberas del Eresma junto a la emita de Sacedón. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Riberas del Eresma junto a la emita de Sacedón. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

EL PASEO

El comienzo del sendero, perfecto para hacer con niños pequeños, se localiza por intuición bajando desde la ermita hacia las balsas de generosos caños que hay junto a la ribera. Antes de alcanzarlas, pero después de pasar junto una caseta, se abre hacia la derecha un sendero muy pisado que arranca en sentido descendente hacia la misma orilla del río. Es el principio de este paseo ribereño que, aunque está sin señalizar, tampoco requiere de más indicaciones que seguirlo río abajo sin despegarse de la orilla.

Ribera del Eresma. Primavera.Tierra de Pinares. Valladolid Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Ribera del Eresma. Primavera.Tierra de Pinares. Valladolid Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;

La frondosidad de esta selva ribereña tan estrecha como insospechada dura hasta alcanzar la carretera que lleva hacia Olmedo y el viejo puente de 1895. Desde aquí el paseo continúa aguas abajo pero sin descender a la orilla, por la linde entre el campo de labor y la vegetación de ribera. Así se alcanza, doscientos metros después, la fronda del arroyo del Pisón que desagua ahí perpendicular al río. Remontándola unos metros se alcanza un escondido pontón que permite cruzar al otro lado de la rambla. Es el cauce por el que circularon las aguas, más abundantes antaño, que aquí movían batanes o pisones de enfurtir paños allá por el siglo XV.

Desde aquí el paseo inicia su tornaviaje alejándose del río mientras busca a la derecha las ruinas de una vieja construcción. Junto ellas pasa el camino que, tomado hacia la derecha lleva, tras cruzar de nuevo la carretera, hasta la ermita de Sacedón mientras se recorre la linde de los pinares. En algunos puntos aparecen balizas de un sendero de pequeño recorrido que también ayudan a llegar hasta la ermita.

"EL PINO DE LA VIRGEN", albar o piñonero, situado junto a nuestra ermita de Sacedón, se halla dentro del territorio del antiguo pueblo de Valviadero, actualmente integrado en el término municipal de Olmedo. Figura en el referido catálogo con el código AS-VA-11 y mide 126 cm. de diámetro en la parte baja de su tronco y 22 metros de altura.Pinar de Pedrajas de San Esteban. Valladolid. Castilla y León. España, 2015 © Javier Prieto Gallego
«EL PINO DE LA VIRGEN», albar o piñonero, situado junto a nuestra ermita de Sacedón, se halla dentro del territorio del antiguo pueblo de Valviadero, actualmente integrado en el término municipal de Olmedo. Mide 126 cm. de diámetro en la parte baja de su tronco y 22 metros de altura. Pinar de Pedrajas de San Esteban. Valladolid. Castilla y León. España, 2015 © Javier Prieto Gallego

EN MARCHA. A Pedrajas de San Esteban puede llegarse tomando el correspondiente desvío desde la N-601 en Olmedo o Alcazarén. Llegando desde Olmedo, a la entrada de Pedrajas se encuentra señalizado el camino que, a través de los pinares, lleva en 2,5 kilómetros hasta la ermita de Sacedón.

EL PASEO. De recorrido circular, perfecta para hacer con niños pequeños, tiene unos tres kilómetros que pueden realizarse en una hora. No está señalizada, aunque en su día estuvo marcada como «Ruta blanca», tal como aparece todavía en algunos de los paneles informativos que se instalaron por la zona.

croquis Eresma

DESCARGA EL TRACK EN WIKILOC

Powered by Wikiloc

DÓNDE DORMIR

¿Te apetece una escapada? Busca aquí tu alojamiento. Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a mantener este blog ¡Gracias! (esto no tiene ninguna repercusión para ti en el precio)

Booking.com

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

PASEO POR LAS ORILLAS DEL RÍO ADAJA (Valladolid)

Fácil paseo a pie por las orillas del río Adaja, muy cerca de su confluencia con el río Eresma. Un paraje lleno de encanto y mucha riqueza vegetal y ornítica. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a generar contenido gratuito para que lo disfrutes.Read More


More from Javier Prieto Gallego
Un paseo en torno a Maderuelo (Segovia)
Maderuelo es una de las localidades amuralladas más bellas de Segovia. Cuenta,...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.