SENDEROS PARA DISFRUTAR DE LA PRIMAVERA EN CASTILLA Y LEÓN (III)

Entrada al desfiladero de los Calderones y escaleras de subida a la ermita de la Virgen del Manaderi. Localidad de Piedrasecha. León. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego
Entrada al desfiladero de los Calderones y escaleras de subida a la ermita de la Virgen del Manaderi. Localidad de Piedrasecha. León. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego
Más paseos fáciles para retomar nuestro contacto con la naturaleza. En esta ocasión os sugiero un espectacular desfiladero en la provincia de León y una escondida cascada en la de Zamora. ¡Buen camino!

Más paseos sencillos para disfrutar en las provincias de León y Zamora

 © Texto y fotografías:  JAVIER PRIETO GALLEGO  

Continuamos el recorrido por las provincias de Castilla y León proponiendo entornos naturales y senderos con los que prepararnos un buen día de excursión al aire libre.

Y como seguro que ya tienes apuntadas por ahí las propuestas que hicimos para las provincias de Soria, Valladolid, Palencia y Burgos hoy podemos continuar, por ejemplo, haciendo la primera de las propuestas para organizarnos un recorrido por la provincia de León.

LEÓN

Como te puedes imaginar, hay también un montón de propuestas sencillas que podríamos señalar pero por concretar alguna voy a sugerir un paseo por el Desfiladero de los Calderones, un pasillo natural que encontramos en la comarca de Luna, junto a la localidad de Piedrasecha, y en un bellísimo entorno de montaña rodeado de bosques de roble y sabinares.

El Desfiladero de los Calderones se vuleve impracticable durante los periodos de lluvia, cuando el río aflora de nuevo a la superficie. Localidad de Piedrasecha. León. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego

Se trata de un paseo señalizado como “Ruta de los Calderones” que tiene como principal atractivo llevarnos hasta un estrecho pasillo de rocas calizas, de apenas un par de metros de ancho, tallado por el arroyo de los Calderones y que está considerado Punto de Interés Geológico. Los geólogos explican que este pasillo es fruto de la acción erosiva del arroyo de los Calderones sobre unas calizas que fueron formándose hace 360 millones de años, cuando toda esa zona no era otra cosa que el fondo de un mar al que iban a parar los caparazones de los animales muertos. Lo interesante aquí es ver cómo el agua y la disolución kárstica han ido trabajando pacientemente todo el repertorio de cuevas, simas y formas de las que son capaces y que nos vamos a ir encontrando en este paseo.

Una de esas cavidades talladas por la erosión, ubicada en alto y al comienzo de este pasillo natural, en uno de sus rincones más espectaculares, es la Cueva de las Palomas, que la devoción popular tiene convertida en una pequeña ermita en la que se venera a la Virgen del Manadero, objeto de una multitudinaria romería que tiene lugar cada verano el último domingo de julio.

Formaciones rocosas que conforman la ermita rupestre de la Virgen del Manadero. Desfiladero de los Calderones. Localidad de Piedrasecha. León. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego
Formaciones rocosas que conforman la ermita rupestre de la Virgen del Manadero. Desfiladero de los Calderones. Localidad de Piedrasecha. León. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego

La vamos a encontrar, como digo, al comienzo de ese pasillo natural, en una de sus paredes y para llegar hasta ella vamos a tener que subir por una larga escalinata que asciende hasta la mitad de la ladera.

Uno de los grandes atractivos de este paseo es poder adentrarnos por ese estrecho desfiladero pero el discurrir del arroyo de los Calderones lo impide durante los meses más lluviosos del año. Se trata de una corriente de carácter estacional que, en época de lluvias o deshielos ocupa, desde aquí y hacia arriba, todo el espacio disponible entre pared y pared. Pero la buena noticia para los caminantes es que cuando llega el buen tiempo, el caudal merma hasta llegar a desaparecer por completo durante unos meses para continuar fluyendo bajo tierra. Y es entonces cuando el paso por Los Calderones queda abierto para el peatón.

También para los pastores que guardaban su cabaña en la vega de Santas Martas, un kilómetro más arriba, pasado ya el desfiladero, y donde en otros tiempos dicen que existió todo un pueblo con abadía incluida. Un pueblo que desapareció por completo, según cuenta una leyenda, por comulgar todos los vecinos un domingo con un pan que había sido hecho, sin saberlo, con el agua en el que había estado una salamandra, un animal al que se atribuye en muchas leyendas, de manera infundada, una gran capacidad para envenenar el agua.

Bueno, pues hasta ahí, precisamente, hasta esta vega de Santas Martas, es hasta donde podemos continuar nosotros este fácil paseo que desde Piedrasecha tiene algo más de 3 km, que se pueden hacer sin dificultad en alrededor de una hora.

Entrada al desfiladero de los Calderones. Localidad de Piedrasecha. León. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego
Entrada al desfiladero de los Calderones. Localidad de Piedrasecha. León. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego
Powered by Wikiloc

ZAMORA

Para la provincia de Zamora propongo acercarnos hasta la localidad de Almaraz de Duero porque nos vamos a encontrar con la posibilidad de poder realizar, al menos, alguno de los tres paseos que encontramos señalizados en su entorno.

Tres paseos en torno a Almaraz de Duero.

Almaraz de Duero es una localidad situada 20 kilómetros al oeste de la capital zamorana formando parte de la comarca de Tierra del Pan. Y, como vamos a descubrir en esta visita, uno de sus rasgos paisajísticos más destacados viene dado por el paso de un río Duero que empieza, precisamente en este lugar, a dar forma a lo que tan solo unos pocos kilómetros más adelante serán los espectaculares cañones que forman las Arribes del Duero.

Restos de infraestructuras mineras junto a las cascadas de Las Pilas. Almaraz de Duero. Zamora. Castilla y León. España. ©Javier Prieto Gallego
Restos de infraestructuras mineras junto a las cascadas de Las Pilas. Almaraz de Duero. Zamora. Castilla y León. España. ©Javier Prieto Gallego

De hecho, el primero de los paseos que propongo en Almaraz es el que lleva hasta uno de los lugares más singulares del municipio: la cascada de Las Pilas, una pequeña concatenación de pozas y cascadillas que saltan hasta las mismas orillas del Duero. Un bello rincón de estas Arribes incipientes que cuenta con el aliciente de un puñado de ruinas que pertenecieron a las antiguas explotaciones mineras que buscaron por aquí, a finales del siglo XIX y principios del XX, sacarle rentabilidad a la extracción de estaño. Igual que lo hicieron los romanos unos 2.000 años antes.

Túnel para acceder a la parte superior de las cascadas de Las Pilas. Almaraz de Duero. Zamora. Castilla y León. España. ©Javier Prieto Gallego
Túnel para acceder a la parte superior de las cascadas de Las Pilas. Almaraz de Duero. Zamora. Castilla y León. España. ©Javier Prieto Gallego

Y la verdad es que es toda una sorpresa descubrir cómo, a medida que nos vamos acercando a las orillas del Duero, se produce un cambio radical en el paisaje. Tanto porque empezamos a ver ese incipiente abarrancamiento del discurrir del Duero como al descubrir en la misma orilla las ruinas descarnadas de lo que en su día fue una de las varias explotaciones de estaño que, mientras duraron, vinieron a dar vida a una zona extremadamente aislada y pobre. La aventura de la minería del estaño, de la que todavía se localizan restos en varios puntos de los alrededores de esta localidad, corrió a cargo aquí de compañías inglesas y alemanas hasta que la falta de rentabilidad consumó un abandono al que los propios vecinos de Almaraz quisieron resistirse, continuando la explotación de los yacimientos durante algunos años más por su cuenta.

Cascadas de Las Pilas. Almaraz de Duero. Zamora. Castilla y León. España. ©Javier Prieto Gallego
Cascadas de Las Pilas. Almaraz de Duero. Zamora. Castilla y León. España. ©Javier Prieto Gallego

Precisamente, para alcanzar Las Pilas, que son una sucesión de cascadas que se remansan en verdes pozas de aguas cristalinas, hay que pasar por entre los restos de una de estas minas y después curiosear los distintos saltos de agua y pozas que conforman este paraje. Desde Almaraz hasta aquí hay unos 5 km que podemos hacer andando o en bicicleta, aunque conviene advertir que como la señalización no es del todo clara en algunos puntos no está de más contar con la documentación en pdf editada por el Ayuntamiento. DESCARGA AQUÍ EL PDF CON LA DESCRIPCIÓN DETALLADA DE LOS ITINERARIOS..

Otro de los paseos que yo recomendaría estando en Almaraz de Duero es el que lleva hasta los restos de la ermita de San Pelayo, en un promontorio con una espectaculares vistas sobre el Duero y en un lugar en el que existió con anterioridad a la ermita un santuario rupestre prerromano del que pueden verse diversas marcas en las rocas cercanas al cuadrilátero de la ermita, así como la talla de una tumba antropomorfa.

Restos de la ermita de San Pelayo, cerca de Almaraz de Duero. Zamora. Castilla y León. España. ©Javier Prieto Gallego
Restos de la ermita de San Pelayo, cerca de Almaraz de Duero. Zamora. Castilla y León. España. ©Javier Prieto Gallego

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ALMARAZ Y SUS PASEOS PUBLICADA EN SIEMPRE DE PASO


CONTINUARÁ


More from Javier Prieto Gallego

Espectáculo del Circo Baobad (Guinea Ecuatorial)

Espectáculo celebrado en la plaza Mayor de Valladolid. Circo Baobad. Guinea Ecuatorial....
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *