EL Pozo de los Humos (Salamanca)

El Pozo de los Humos, en las Arribes salmantinas, es el salto de agua más importante de Castilla y León. Es un espectáculo natural que está en todo su esplendor cuando las lluvias han sido abundantes y al que se puede acceder desde dos poblaciones: Pereña de la Ribera, por su orilla derecha, y Masueco, por la izquierda.

Sarcófagos tallados en roca pertenecientes a la necrópolis de La Nava. Siglo XIV. Palacios de la Sierra. Burgos. Castilla y León. España. ©Javier Prieto Gallego

Tumbas y bosques en el Alto Arlanza (Burgos)

El Alto Arlanza, en la provincia de Burgos, es la zona de España con mayor cantidad de necrópolis altomedievales. Comenzamos la visita en el Centro de Visitantes “Necrópolis del Alto Arlanza”, ubicado en la localidad de Palacios de la Sierra, donde conoceremos cómo y por qué se da tal abundancia de enterramientos en esta zona de la Sierra de Neila y después visitaremos 3 de los 20 yacimientos que se han localizado en esta área. Al segundo, La Covacha de las Monjas, llegaremos en un recomendable y fácil paseo.

Elaboración artesanal de copas de vidrio en la Real Fábrica de Cristales de la Granja. San Ildefonso. Segovia. Castilla y León. España.©Javier Prieto Gallego.

Una visita a la Real Fábrica de Cristales de La Granja (Segovia)

Hubo un tiempo ya lejano en el que el prestigio de las monarquías europeas se medía por el tamaño de los espejos que fueran capaces de colgar en las paredes de sus palacios. Y en eso, durante un tiempo, España fue la campeona de Europa. La Real Fábrica de Cristales de la Granja contó en su momento, allá por el siglo XVIII, con los medios tecnológicos más avanzados de Europa.

Fachadas de edificios modernistas que se reflejan en un escaparate de la plaza de Sagasta. Zamora. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Ruta del modernismo por el corazón de Zamora

Zamora, la ciudad con la mayor concentración de arte románico de Europa, ofrece la posibilidad de un paseo insospechado: el que lleva de su corazón más medieval hasta el cogollo sembrado por los edificios de estilo modernista que dejó la llegada de la Revolución Industrial a la ciudad, en el paso de los siglos XIX al XX. Cerca de 20 edificios de estética modernista, agrupados muchos de ellos entorno a la calle de Santa Clara, conforman el legado arquitectónico que permite a Zamora estar integrada en un club bien selecto, la Red Europea de Ciudades Modernistas.