El castillo de Fuensaldaña se convierte en un centro de interpretación (Valladolid)

Maquetas expuestas en el interior del castillo de Fuensaldaña convertido en Centro de Interpretación de los Castillos de Valladolid. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Castillo de Fuensaldaña. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
El castillo de Fuensaldaña acaba de abrir sus puertas convertido en un nuevo centro de interpretación -"Castillo de castillos"- para dar a conocer la impresionante colección de fortalezas medievales que atesora la provincia de Valladolid. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a generar contenidos gratuitos en el blog para que los disfrutes.
 © Texto y fotografías:  JAVIER PRIETO GALLEGO  
Centro de interpretación “Castillo de castillos”. Castillo de Fuensaldaña, Valladolid.

Tras una profunda rehabilitación interior, que ha dirigido el arquitecto Roberto Valle, el castillo de Fuensaldaña (Valladolid) ha reabierto sus puertas este pasado fin de semana convertido en un nuevo centro de interpretación cuyo cometido principal es el de dar a conocer la espectacular colección de fortalezas medievales que atesora la provincia de Valladolid. En una de las plantas rehabilitadas puede verse una colección de maquetas en las que está representada la totalidad de estas fortalezas vallisoletanas, así como información acerca del momento de su construcción, estilos arquitectónicos, peculiaridades, ubicación, etc.

Armaduras expuestas en el interior del castillo de Fuensaldaña convertido en Centro de Interpretación de los Castillos de Valladolid. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Maquetas expuestas en el interior del castillo de Fuensaldaña convertido en Centro de Interpretación de los Castillos de Valladolid. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

También a través de instalaciones multimedia, algunas de ellas proyectadas directamente sobre las paredes desnudas del castillo, el visitante conoce con detalle la historia del castillo de Fuensaldaña o, por ejemplo, las características propias de la llamada Escuela de Valladolid, estilo arquitectónico del que el castillo de Fuensaldaña es uno de sus mejores ejemplos.

Maquetas expuestas en el interior del castillo de Fuensaldaña convertido en Centro de Interpretación de los Castillos de Valladolid. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Si bien los orígenes más remotos de este castillo están en el siglo XIII, es Alonso Pérez de Vivero quien en el siglo XV le va a dar una configuración bastante parecida a la que tiene en la actualidad. Tras un intento fallido de convertirlo en Parador de Turismo, el uso más destacado que ha tenido fue el de sede de las Cortes de Castilla y León entre 1983 y 2007. Para ello tuvo que sufrir la transformación del patio de armas que poseía en el hemiciclo parlamentario. Unas gafas de realidad virtual de una las instalaciones permiten ahora ver cómo era aquel patio desaparecido.

Su magnífica Torre del Homenaje (34 metros) consta de tres pisos interiores y a ella se accedía por un puente levadizo. De momento esta parte de la fortaleza queda fuera de la visita actual, aunque está prevista que una futura rehabilitación permita disfrutar de ella.

Maquetas expuestas en el interior del castillo de Fuensaldaña convertido en Centro de Interpretación de los Castillos de Valladolid. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Uno de los datos más desconocidos relacionados con este castillo es que tuvo un papel muy importante en la biografía del naturalista Félix Rodríguez de la Fuente. Él mismo contó en diversas ocasiones que su vocación como naturalista comenzó cuando, en sus años de estudiante de Medicina en la Facultad de Valladolid, se despertó en él un irrefrenable interés por la cetrería. Y que fue precisamente en este castillo, cuando estaba abandonado y parte de él en ruinas, donde consiguió capturar los primeros halcones con los que comenzó a practicar un arte, el de la cetrería, que hacía más de doscientos años que había desaparecido en España.

Instalación expuesta en el interior del castillo de Fuensaldaña, convertido en Centro de Interpretación de los Castillos de Valladolid. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Fuensaldaña

Tras la visita al interior del baluarte, un breve merodeo por las calles de Fuensaldaña nos mostrarán la ambigua personalidad del pueblo, entre moderna y tradicional. Ligado desde antiguo a la ciudad, ya en el XI aparece como dominio del Conde Ansúrez, más adelante lo fue del obispo de Palencia y del abad del Monasterio de Matallana. En el XIV se menciona como propiedad de la merindad del infantazgo de Valladolid.

     Pero con quien más tienen que ver el pueblo y su bella fortaleza es con la familia de los Vivero, uno de los cuales la mandara levantar en el siglo XV. Por encima del caserío, además de su castillo, sobresale su iglesia parroquial de San Cipriano, un edificio gótico-mudéjar del siglo XIII con pórtico de pilares y voluminosa torre de planta cuadrada. El tercer edificio monumental de Fuensaldaña es el convento de Santa María fundado, también, por don Alonso Pérez de Vivero en 1652. Regido por monjas franciscanas, custodiaba en su interior tres grandes cuadros -‘La Asunción’, ‘San Antonio’ y ‘San Francisco’- hasta que las tropas francesas los expoliaron creyéndolos del mismo Rubens. En la actualidad se encuentran en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

Cuenta también con un ancestral barrio de bodegas en el pago de La Horca, un cerro horadado por este tipo de construcciones subterráneas. Algunas de estas bodegas llevan décadas reconvertidas en afamados mesones en los que es posible degustar algunos de los platos más tradicionales del recetario castellano: sopas de ajo, asados y embutidos, sobre todo.


HORARIO. A partir de esta semana, el castillo se podrá visitar en horario de 10.30 a 14.00 horas y de 16.00 a 18.00 horas, de jueves a domingo y también los festivos, así hasta el 31 de marzo. A partir del 1 de abril, la apertura se ampliará de martes a domingos y festivos, de 10.30 a 14.00 horas y de 16.30 a 20.00 horas.

El precio de la entrada general será de 5 euros y habrá un precio reducido de 4 euros para grupos concertados, familias numerosas, jubilados, estudiantes y socios del Club de Amigos de la Provincia. Los menores de 12 años y las personas con discapacidad tendrán acceso gratuito.


PUEDE QUE TAMBIÉN TE INTERESE

GUÍA DE VALLADOLID. Rincones, ideas, propuestas, museos, monumentos que ver en VALLADOLID.


DÓNDE DORMIR

reserva-online.jpg

¿Te apetece una escapada? Busca aquí tu alojamiento. Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a mantener este blog ¡Gracias! (esto no tiene ninguna repercusión para ti en el precio).

Booking.com
Tags from the story
More from Javier Prieto Gallego

Real Monasterio de El Escorial (Madrid)

Una jornada dedicada a visitar el Real Monasterio de El Escorial da...
Read More

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *