DE CARRIÓN DE LOS CONDES A SALDAÑA (Palencia)

Plaza Vieja de Saldaña. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Plaza Vieja de Saldaña. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Este viaje entre Carrión de los Condes y Saldaña corre a la sombra de las densas choperas que arropan el discurrir del río Carrión, una de las señas de identidad de esta provincia. En esas vegas encontramos ejemplos del lujo con el que los romanos pudientes adornaban sus villas, una de las fachadas más notables del románico español y la casa familiar del libertador de Argentina. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a generar contenido gratuito para que lo disfrutes.

ROMÁNICO Y VILLAS ROMANAS POR LAS VEGAS DEL CARRIÓN

Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

Cuando los peregrinos que llegan desde Roncesvalles alcanzan Carrión de los Condes solo piensan en dos cosas. Una es tener suerte y que esté abierto el obrador del convento de Santa Clara para reconfortarse un rato con los deliciosos dulces que preparan las monjas. La otra es que en Carrión están ya casi tan lejos –o tan cerca- de los Pirineos como de la tumba del Apóstol. Aunque todo depende del trazado concreto que cada uno siga, en Carrión de los Condes comienza la etapa 16 de un total de 32.

Si te animas a visitar esta zona para disfrutar de pueblos y naturaleza, reserva ya aquí.

CARRIÓN DE LOS CONDES

Entrada a la iglesia desde el claustro plateresco del Real Monasterio de San Zoilo.Carrión de los Condes. El Camino de Santiago a su paso por Palencia. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Entrada a la iglesia desde el claustro plateresco del Real Monasterio de San Zoilo.Carrión de los Condes. El Camino de Santiago a su paso por Palencia. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Tal vez por eso –porque su arteria principal lleva siglos alimentada por el trasiego de peregrinos- seguir el trazado jacobeo por sus calles sigue siendo la mejor forma de no dejar atrás ninguno de los rincones a visitar. El primero de ellos, como saben bien los peregrinos que llegan deseando reponer fuerzas, es el convento de Santa Clara, uno de los monasterios más antiguos de clarisas en España. El interior de su iglesia alberga entre otras cosas, dos obras notables del escultor Gregorio Fernández y un vistoso frontal realizado con azulejos de Talavera. Camino adelante quedan: la iglesia de Santa María, románica de finales del siglo XI, con un friso de la adoración de los Reyes Magos y capiteles de enorme belleza; y, sobre todo, la de Santiago, con una de las fachadas más famosas del Camino gracias al impresionante friso románico presidido por un Cristo de Majestad bellamente tallado y que algunos autores ponderan como “una de las obras maestras de la escultura románica en la Península Ibérica”. Su interior está acondicionado como museo de arte sacro. El callejón contiguo conduce hasta la Oficina de Turismo y el Museo de Arte Contemporáneo.

Piezas en el Museo de la iglesia de Santiago. Carrión de los Condes. El Camino de Santiago a su paso por Palencia. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Piezas en el Museo de la iglesia de Santiago. Carrión de los Condes. El Camino de Santiago a su paso por Palencia. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Del otro lado del Carrión queda San Zoilo. Cuando la Corte de Castilla residía en Carrión de los Condes este monasterio fue aposento de reyes. Cuando no, refugio y hospital de peregrinos. Hoy alberga un acogedor hotel y un restaurante de aires monacales en el que algunos peregrinos más que como hospital lo utilizan para darse el lujazo de celebrar el ecuador de su camino alejados, al menos por un día, de la austeridad de los albergues. En cualquier caso, su claustro es visita obligada: uno de los más valiosos del Renacimiento español y última gran obra benedictina en toda Europa.

Claustro plateresco del Real Monasterio de San Zoilo.Carrión de los Condes. El Camino de Santiago a su paso por Palencia. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Claustro plateresco del Real Monasterio de San Zoilo.Carrión de los Condes. El Camino de Santiago a su paso por Palencia. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Es sabido que no siempre la línea recta –ni el camino más corto- tiene porque ser lo más aconsejable. Así que este viaje aguas arriba del Carrión hasta Saldaña se desvía hacia las llanuras cerealistas de Tierra de Campos para visitar los dos restos más notables del paso de los romanos por la provincia: las villas de La Tejada y La Olmeda. Antes, en Cervatos de la Cueza, tiene una merecida parada –aunque hay que concertarla por teléfono- la casa familiar del libertador general José de San Martín, “padre de la patria” argentina e impulsor de otros movimientos libertadores en América del Sur. El caserón, en el que nació su padre, es, sobre todo, un bello ejemplo de arquitectura tradicional castellana repleta de enseres y detalles de una vida rural ya desaparecida.

VILLAS ROMANAS

Ejemplo de otra vida rural también desaparecida -hace muchísimos más siglos, claro-, es lo que se muestra en las visitas a las villas romanas de La Tejada y La Olmeda. La primera, al parecer, no fue tanto una villa agrícola como algún tipo de establecimiento dedicado a los viajeros. Los expertos lo deducen porque los restos descubiertos –una pequeña parte del total- muestran un sofisticado hipocaustum -calefacción de suelo radiante diríamos ahora-, unas estupendas termas y una exquisita colección de mosaicos en sus suelos.

Sala principal de la Villa romana de La Olmeda con el mosaico Oecus. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Sala principal de la Villa romana de La Olmeda con el mosaico Oecus. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Otro notabilísimo ejemplo de las dimensiones que llegaron a tener las explotaciones agrícolas romanas en estas vegas palentinas del Carrión es la villa de La Olmeda. Muestra, casi 2.000 años después de ser colocados, una de las mejores colecciones de mosaicos romanos conservados in situ de toda Europa. A los notables atractivos que presenta la visita a este palacio agrícola, con 35 habitaciones repartidas en más de 4.000 metros cuadrados, se le ha sumado recientemente la posibilidad de escuchar cómo sonaba un hydraulis, un órgano hidráulico muy popular en todo tipo de actos públicos romanos que desde ahora suena también sobre los mosaicos de La Olmeda gracias a la reconstrucción fidedigna que se ha hecho de este instrumento.

SALDAÑA

Patio del Centro de Turismo Integrado de La Casona, en la plaza de San Pedro. Saldaña. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Patio del Centro de Turismo Integrado de La Casona, en la plaza de San Pedro. Saldaña. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;

En cualquiera de los casos el remate de este viaje debemos hacerlo, sí o sí, en Saldaña. Por un lado, su iglesia de San Pedro alberga el museo que recopila todos los hallazgos arqueológicos que se han venido realizando en La Olmeda. Pero es que, además, esta localidad conserva un bello casco urbano repleto de buenas muestras de arquitectura tradicional castellana, casonas con enormes escudos señoriales y hermosas plazas porticadas de aires medievales entre las que destaca la plaza Vieja, antigua plaza Mayor de la villa.

Plaza Vieja de Saldaña. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Plaza Vieja de Saldaña. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;

VILLALCÁZAR DE SIRGA

Monumento a la memoria de Pablo Payo, Mesonero mayor del Camino de Santiago a la puerta del restaurante que regentó y ante la iglesia de Santa María la Blanca. Villalcázar de Sirga. El Camino de Santiago a su paso por Palencia. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Monumento a la memoria de Pablo Payo, Mesonero mayor del Camino de Santiago a la puerta del restaurante que regentó y ante la iglesia de Santa María la Blanca. Villalcázar de Sirga. El Camino de Santiago a su paso por Palencia. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

A 11 km de Carrión de los Condes, además de afamados mesones castellanos, esta localidad alberga uno de los templos más destacados de la provincia. También es uno de los lugares emblemáticos del Camino de Santiago Francés a su paso por Palencia. La visita a su iglesia discurre envuelta por el halo misterioso de su pasado como fortaleza templaria. El interior se adorna con notables obras de arte aunque destaca, por su fuerte poder evocador, la capilla que preside la Virgen Blanca, venerada por varios reyes y loada por Alfonso X en su Cantigas.

QUÉ VER

CARRIÓN DE LOS CONDES. Visitas guiadas (tel. 649 899 425) los sábados  las 11 h. (3 €) desde la Oficina de Turismo. La encontramos en un callejón contiguo a la iglesia de Santiago (carriondeloscondes.org. Tel. 979 880 932). Es también la entrada al Museo de Arte Sacro y al Museo de Arte Contemporáneo. Convento de Santa Clara (tel. 979 880 134. 3 € visita al museo y la iglesia). Además de por lo que se puede comprar de su obrador merece la pena su Museo de Arte Sacro y Belenes, con tallas de Gregorio Fernández. Iglesia de Santa María del Camino. Románica en la que se venera la Virgen del Camino. Iglesia de San Andrés. En su interior, retablo de la Adoración de los Reyes, de la escuela de Rubens. Iglesia de Santiago. Románica del siglo XII. Destacan el friso y arquivolta de la fachada. Monasterio de San Zoilo. (Tel. 979 88 09 02. 2,5 €) Son visitables la iglesia y el claustro plateresco, uno de los más notables del Renacimiento español.

CERVATOS DE LA CUEZA. Casa Museo del General San Martín (generalsanmartincervatosdelacueza.es. Gratis). Caserón en el que nació el padre del libertador de Argentina. Visita de interés etnográfico con muchos detalles relacionados con Argentina. Concertar la visita en el tel. 638 395 050. Villa romana de La Tejada (villaromanalaolmeda.com. Entrada conjunta con La Olmeda, 6 €.). Amplio conjunto de estancias decoradas con pavimentos de mosaico y provistas de sistema de calefacción (hipocaustum).

PEDROSA DE LA VEGA. Villa romana de La Olmeda. (villaromanalaolmeda.com. 5 €).

SALDAÑA. Museo de la Villa Romana de La Olmeda (Entrada incluida en la visita a La Olmeda). Ubicado en el interior de la iglesia de San Pedro. En la misma plaza se encuentra, en un caserón de hechuras tradicionales, el Centro Javier Cortes (Gratis), dedicado a cuestiones arqueológicas y al descubridor de La Olmeda. También acoge a la Oficina de Turismo (Tel. 979 890 995). WEB.

INFORMACIÓN

AYUNTAMIENTO DE CARRIÓN DE LOS CONDES. carriondeloscondes.org.

AYUNTAMIENTO DE SALDAÑA. saldana.es.


More from Javier Prieto Gallego
Paseo junto a las orillas del río Frío (Aliste, Zamora)
Un paseo entre viejos molinos por las orillas del río Frío, en...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *