MEANDRO DEL MELERO

El río Alagón a su paso por el Meandro del Melero (Sotoserrano, Salamanca) desde el mirador de La Antigua (Cáceres. Extremadura). España. © Javier Prieto Gallego
El río Alagón a su paso por el Meandro del Melero (Sotoserrano, Salamanca) desde el mirador de La Antigua (Cáceres. Extremadura). España. © Javier Prieto Gallego
Cómo llegar y qué se ve desde el mirador de La Antigua: el espectacular meandro que el río Alagón dibuja en su camino hacia Extremadura. Una propuesta senderista para todos los públicos. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de SIEMPRE DE PASO me ayuda a generar contenidos gratuitos para que los disfrutes.

Riomalo de Abajo, justo en el límite provincial entre Salamanca y Cáceres, es una de las puertas de entrada más frecuentes a Las Hurdes. También es el lugar desde el que arranca el camino asfaltado que lleva, en 3 kilómetros, hasta el mirador de La Antigua. Este mirador permite disfrutar de una de las vistas más singulares de la península, la que se ofrece del conocido como meandro del Melero, la espectacular revuelta que se marca el río Alagón en su camino hacia tierras extremeñas. Un meandro tan de libro -casi un rodeo completo de 360 grados- que no tardará en dejar, justo en el centro, una auténtica isla fluvial.

Lo que muchos no saben es que la panorámica que se ofrece desde el mirador pertenece a tierras salmantinas. Más en concreto forman parte del municipio salmantino de Sotoserrano, en el límite meridional de la Sierra de Francia.

El camino hasta el mirador se localiza, sin posibilidad de pérdida alguna, nada más pasar el puente sobre el río Alagón, en la localidad de Riomalo de Abajo. Está señalizado y puede realizarse en coche aunque se trata de una estupenda propuesta para realizar a pie por público de cualquier edad y condición, siempre teniendo en cuenta que el trayecto de ida se realiza en continuo y suave ascenso. También es importante prever llevar agua potable y protección solar. Otro utensilio que yo no me dejaría en casa son los prismáticos. Además de bella, se trata de una zona apartada de un alto valor medioambiental en la que, con un poco de paciencia y si no hay mucho ajetreo de visitantes, uno se puede pasar horas atisbando las idas y venidas de la avifauna, especialmente activa en el entorno boscoso y aislado de la isla que ha quedado en el centro del meandro.

Por último, y sobre todo si vas pensando en sacar una buena foto, dada la orientación del mirador y el meandro lo mejor es acercarse por la tarde para tener el sol de espaldas. Pero, ojo, no tan bajo como para que la sombra de la montaña se haya proyectado ya sobre las aguas del meandro y tengas una zona demasiado oscura mientras que a la otra todavía le da el sol. Es decir, un par de horas o tres antes de la puesta de sol.

DESCARGA EL TRACK EN WIKILOC

Powered by Wikiloc


More from Javier Prieto Gallego
RUTA DE LAS CASCADAS DEL RÍO FARO (León)
En época de lluvias o deshielos, el río Faro baja a trompicones...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *