DE PASEO POR LAS ARRIBES: EL PUENTE DE LOS FRANCESES

Torre medieval. San Felices de los Gallegos. Salamanca.
Desde San Felices de los Gallegos, este fácil paseo conduce hasta el apartado rincón donde se evoca el recuerdo de una lejana batalla librada durante la Guerra de la Independencia. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a generar contenido gratuito para que lo disfrutes.

SAN FELICES DE LOS GALLEGOS: El puente de los Franceses une dos agrestes orillas del Águeda en un apartado rincón de Las Arribes salmantinas

Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

No sólo del Duero son Las Arribes. En esa escabrosa franja de tierras encañonadas que cierra el oeste de la meseta hacia Portugal se traen sus tejemanejes otros ríos tan peliagudos como el mismo Duero. Con voz y perfil propio destacan el Águeda y el Huebra, responsables, cada uno por su cuenta, de sus respectivos encajonamientos fluviales, tan arriscados y alucinantes en muchos de sus tramos como el que más.

Puente de los Franceses. San Felices de los Gallegos. Salamanca.

Si te animas a visitar esta zona para disfrutar de pueblos y naturaleza, reserva ya aquí.

Ambos se desenredan en un lío de vueltas y revueltas que cortan a tajo el perfil rocoso de la penillanura salmantina, creando acantilados de vértigos o penínsulas caprichosas con pueblos encastillados hasta los que ya nadie se molesta en llegar. En uno de esos cañones aislados tajados por el Águeda pasa sus días al sol un puente lleno de encanto, perfil aristocrático y estilizada figura conocido, para más señas, como puente de los Franceses. Dista de San Felices de los Gallegos cinco hermosos kilómetros y su pasado está teñido de sangre, batallas y trasiegos esforzados. De hecho su nombre ha quedado como recuerdo de una cruenta batalla acaecida en 1811 cuando se retiraba por este lugar la guarnición francesa que huía del fuerte portugués de Almeida. Lo abrupto del paso, que obliga a formar una delgada y larga fila de hombres, fue siempre lugar propicio para emboscadas y para detener, con muy pocos hombres apostados en sitios estratégicos, a todo un ejército que pretendiera pasar por aquí. Diversos partes de guerra a lo largo de los siglos relatan cómo desde el lado de San Felices resultaba fácil detener el avance de cualquier enemigo por el puente hasta el punto de que en ocasiones los cadáveres de quienes intentaban pasarlo y eran batidos desde los peñascos llegaban a amontonarse de tal manera que resultaba imposible pasar sobre ellos.

Tras la batalla el puente fue reconstruido y terminado en 1844. Tampoco es muy de extrañar el empeño de los habitantes de la zona por mantener abierta una vía de comunicación muy utilizada en el pasado, tanto en el camino hacia Portugal por esta zona de la frontera como para el contacto entre las poblaciones de San Felices de los Gallegos y Puerto Seguro, situado en alto en la otra orilla del Águeda. Si en línea recta apenas se cuentan siete kilómetros de distancia entre ambos, el acceso por carretera de uno al otro en la actualidad supone un rodeo de 45 kilómetros de carreteras estrechas y enredadas. El impedimento no es otro que  los poderosos cañones que abre, entre ambos, el discurrir del arriscado río Águeda.

Olivos. Camino al puente de los Franceses. GR14.1. San Felices de los Gallegos. Salamanca.

EL PASEO

El arranque del camino que lleva hasta el puente hay que buscarlo en la parte baja de San Felices, al final de las calles de la Ermita Nueva y los Pozos, junto al Museo del Aceite, interesante espacio museístico de carácter etnográfico que, desde luego, merece también una detenida visita.

Interior del museo del aceite El Molino del Medio. Localidad de Robledillo de Gata. Sierra de Gata. Extremadura. España. © Javier Prieto Gallego
Interior del museo del aceite El Molino del Medio. Localidad de Robledillo de Gata. Sierra de Gata. Extremadura. España. © Javier Prieto Gallego

Unos 4 kilómetros después de salir de San Felices, con Puerto Seguro enfrente y en alto, comienza el tramo más bello del paseo. La pista agrícola que se trae hasta aquí se torna en un serpenteante camino que desciende dibujando zetas con un empedrado muy bien conservado en algunos tramos, desgastado y relamido por un uso viejo de acarreos sin cuento. Así, entre los asombros que produce la contemplación del camino que trepa por la otra orilla, el atrevimiento de los bancales, la inmensidad del tajo que deja ver aquí el Águeda o el siseo que dibuja el vuelo de los buitres se desciende poco a poco a las profundidades del cañón hasta descubrir la alomada figura del puente de los Franceses, en un estupendo estado de forma para su edad y aislamiento.

Camino al puente de los Franceses. GR14.1. San Felices de los Gallegos. Salamanca.
Camino al puente de los Franceses. GR14.1. San Felices de los Gallegos. Salamanca.

Nada impide continuar el trayecto hasta Puerto Seguro, muy cercano ya, pero al final de la empinada rampa que lleva desde los 350 metros de altitud hasta los 650. Algo menos del desnivel que toca acomenter desde el puente al emprender el camino de vuelta.


EN MARCHA. A San Felices de los Gallegos puede llegarse desde Salamanca tomando la C-517  hasta Lumbrales. Desde aquí la SA-324  tomada hacia Ciudad Rodrigo conduce a San Felices de los Gallegos en 12 kilómetros.

EL PASEO. Todo el trayecto está muy bien señalizado con postes balizados con marcas blancas y rojas del GR.14.1. Época recomendada: primavera, otoño e invierno. La distancia entre el pueblo y el puente es de cinco kilómetros y el tiempo estimado de realización es de algo más de una hora. La única dificultad puede estribar en el profundo desnivel que se salva desde la parte alta del paseo hasta el lugar en el que se ubica el puente, en un rincón profundo del cañón por el que discurre el Águeda.

DESCARGA EL TRACK

Powered by Wikiloc

EL LAGAR DEL MUDO. Este museo etnográfico muestra la reconstrucción de un molino tradicional dedicado a la molturación de aceite.


TAMBIÉN TE INTERESA

EN BARCO POR LAS ARRIBES DEL DUERO (Salamanca)

El viaje en barco por las Arribes salmantinas brinda una perspectiva insólita de este espectacular espacio natural. Y no solo por la visión que ofrece de sus escondidos rincones al pie de los acantilados. También por todo lo que el viajero aprende durante la navegación acerca de las condiciones de vida que imperaron hasta hace unas pocas décadas en un lugar tan agreste. Te lo cuento con detalle en este reportaje. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a generar contenidos gratuitos para que los disfrutes.Read More

Un viaje de miradores por Las Arribes salmantinas

Los Arribes del Duero conforman uno de los conjuntos de cañones más espectaculares de Europa. Aquí te cuento cómo puede ser un viaje parándose en algunos de los miradores más espectaculares de la provincia de Salamanca. Read More

CÓMO HACER EL CAMINO DE HIERRO (Salamanca)

La recuperación de túneles, raíles y puentes de hierro en el último tramo de la histórica Línea del Duero que unía Salamanca y Portugal ha convertido el Camino de Hierro en una de las propuestas senderistas más apasionantes de la Península. En este reportaje te cuento cómo hacerla y todo lo que debes de tener en cuenta. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a realizar contenido gratuito para que lo disfrutes.Read More


DÓNDE DORMIR

¿Te apetece una escapada? Busca aquí tu alojamiento. Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a mantener este blog ¡Gracias! (esto no tiene ninguna repercusión para ti en el precio)

Booking.com
More from Javier Prieto Gallego
Museo de la Minería y la Siderurgia de Castilla y León (Sábero, León)
Ya solo el recinto de aspecto catedralicio en el que se ubica...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *