Tumbas y eremitorios entre los pinares del alto Arlanza (Burgos)

Tumbas antropomorfas en la necrópolis altomedieval de Cuyacabras en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Tumbas antropomorfas en la necrópolis altomedieval de Cuyacabras en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Descubre la magia y los misterios que encierran los inmensos pinares que rodean el nacimiento del río Arlanza en este paseo circular entre tumbas y eremitorios altomedievales. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de Siempre de Paso me ayuda a generar contenido gratuito para que lo disfrutes.

Tumbas para la eternidad

Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

Por alguna razón que hoy desconocemos con exactitud pero que no resulta difícil de imaginar, los pinares que rodean el entorno pinariego de Revenga, en el curso alto del río Arlanza, acumulan una cantidad tal de tumbas rupestres que pone los pelos de punta imaginar a tanto muerto encajado en su nicho.

Tumbas antropomorfas en la necrópolis altomedieval de Cuyacabras en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Tumbas antropomorfas en la necrópolis altomedieval de Cuyacabras en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Es, sin lugar a dudas, la zona con mayor densidad de tumbas excavadas en la roca de toda España.

Si te animas a visitar esta zona para disfrutar de pueblos y naturaleza, reserva ya aquí.

A este entorno de pinares inmensos y montañas tan sagradas como el pico Urbión debieron de venir a parar un tropel de ganaderos y santurrones con ganas de prosperar en los momentos inmediatos a la Reconquista, una vez alejado el peligro musulmán y aprovechando que el barrido de los infieles  habría dejado estos lares convertidos en desiertos. Es posible que el origen de las localidades que hoy se encuentran en los alrededores esté, precisamente, en aquellos movimientos poblacionales que lograron perpetuarse a lo largo de los siglos. Sin embargo,  es sabido que otras pequeñas aldeas que existieron por aquí, por las razones que fueran, pasaron en un momento dado a mejor vida. Y de aquel paso a otra vida mejor –o peor- son prueba evidente los cementerios que dejaron tallados en mitad de unos bosques que, ya en aquellos tiempos, eran también garantía de caza, pastos y madera: la madre del cordero para una aldea medieval que quisiera salir adelante. Y aunque entre las razones históricas que pueden rebuscarse la belleza del lugar no aparece nunca por ningún lado, lo cierto es que si hace 1.000 años esto estaba más o menos como ahora, algo debió de influir también para que quienes decidieron quedarse a vivir por aquí lo eligieran entre otros muchos.

Casa de la Madera en Revenga. Sierra de Urbión. Tierra de Pinares. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Casa de la Madera en Revenga. Sierra de Urbión. Tierra de Pinares. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Un apetitoso paseo recorre las entrañas de estos bosques recalando en necrópolis multitudinarias y santuarios tan apartados que parecen escondidos a posta. Pero como en la Edad Media, cada cual deberá asumir el riesgo de no encontrarlos a la primera o perderse algo por el camino. La culpa la tiene una señalización bastante mejorable en algunos puntos. Por eso merece la pena documentarse antes, llevar mapa o gps y aplicar un mínimo sentido de la orientación.

Salas de exposición de la Casa de la Madera en Revenga. Sierra de Urbión. Tierra de Pinares. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Salas de exposición de la Casa de la Madera en Revenga. Sierra de Urbión. Tierra de Pinares. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

EL PASEO

El punto de arranque e información puede ser la espléndida Casa de la Madera ubicada junto a la carretera. Enfrente quedan la ermita y la Casa del Comunero. Estos dos edificios hablan de un pasado de disputas surgidas tras la desaparición de la aldea de Revenga entre los tres pueblos limítrofes, Quintanar, Canicosa y Regumiel por el aprovechamiento de estos pinares y de cómo consiguieron llegar a un acuerdo de explotación comunal que aún hoy se mantiene. Adentrándose ya por el camino aparece señalizado el primer grupo de tumbas, perteneciente al despoblado altomedieval de Revenga, entre las que se descubren evidencias de un pequeño santuario. Quien se aplique más puede descubrir también grabados rupestres y hasta huellas fosilizadas de dinosaurio.

Tumbas antropomorfas en el eremitorio altomedieval de La Cerca en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Unos metros más adelante, cuando la pista tuerce ligeramente a la izquierda, hay que abandonarla y seguir unas roderas que se dirigen hacia el pinar para enfilar hacia el pequeño eremitorio de La Cerca. Estas se internan en una zona con grandes robles para, a continuación, acometer una decidida subida de unos 500 metros. Tras una bifurcación, en la que se toma la izquierda y se pasa un arroyo, se alcanza un cercado. Siguiéndolo hacia el lado izquierdo, en otros 100 metros, se llega al estrecho paso junto a un gran peñasco por el que se accede al conjunto eremítico, en el que la exploración de cada cual desvelará tumbas, marcas en las paredes, dibujos, huecos tallados, cruces mozárabes y una gran cueva, presidido todo por un enorme roble colocado tan estratégicamente frente al paisaje que parece imposible el azar.

Restos de un arco mozárabe tallado en la roca. Eremitorio altomedieval de Cueva Andrés en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Restos de un arco mozárabe tallado en la roca. Eremitorio altomedieval de Cueva Andrés en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Desde La Cerca el paseo puede proseguir remontando en dirección noreste por donde se indica restos de muralla. La idea es alcanzar la parte superior del monte donde se ubica el eremitorio y una vez arriba buscar la zona más despejada de vegetación hasta que acaba convirtiéndose en un pasillo herboso con pinos a un lado y un gran desnivel hacia la derecha. Tras alcanzar un desvío a la izquierda (41°58’05.6″N 2°59’55.7″W), el camino se va viendo cada vez mejor marcado hasta que aparece la señalización muy desgastada amarilla y blanca del PRBU-8. Con ella se alcanza ya sin problema la pista que enlaza Quintanar y Regumiel. Hay que tomarla a la izquierda y continuar un kilómetro hasta localizar el aparcamiento y el desvío que baja al eremitorio de Cueva Andrés.

Tumbas antropomorfas en la necrópolis altomedieval de Cuyacabras en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Tumbas antropomorfas en la necrópolis altomedieval de Cuyacabras en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

El eremitorio hay que buscarlo cuando termina lo más empinado de la bajada, a la izquierda del sendero y antes de alcanzar el río Torralba. No está señalizado y se localiza junto a un gran peñasco (41°59’06.0″N 2°59’34.4″W). Para alcanzar el grupo de tumbas de Cuyacabras (41°59’28.9″N 2°59’45.7″W) hay que regresar a la pista y proseguir por ella otro kilómetro más. Desde Cuyacabras el camino hacia Revenga sigue las marcas amarillas y blancas durante 2 km, hasta que desemboca en una pista forestal que, tomada hacia la izquierda, lleva al inicio del paseo en 3,5 km, completándose así un circuito de 13 km que pueden realizarse en unas 4 horas.

Tumbas antropomorfas en la necrópolis altomedieval de Revenga en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Tumbas antropomorfas en la necrópolis altomedieval de Revenga en los pinares de Revenga. Tierra de Pinares. Sierra de Urbión. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

EN MARCHA. Hasta la ermita de Revenga, entre Quintanar de la Sierra y Regumiel de la Sierra, puede llegarse desde Salas de los Infantes o Soria por la CL-117.

EL PASEO. Circuito de unos 13 km con señalizaciones parciales que puede realizarse en unas 4 horas.

DESCARGA EL TRACK EN WIKILOC.

Powered by Wikiloc

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Tumbas y bosques en el Alto Arlanza (Burgos)

El Alto Arlanza, en la provincia de Burgos, es la zona de España con mayor cantidad de necrópolis altomedievales. Comenzamos la visita en el Centro de Visitantes «Necrópolis del Alto Arlanza», ubicado en la localidad de Palacios de la Sierra, donde conoceremos cómo y por qué se da tal abundancia de enterramientos en esta zona de la Sierra de Neila y después visitaremos 3 de los 20 yacimientos que se han localizado en esta área. Al segundo, La Covacha de las Monjas, llegaremos en un recomendable y fácil paseo. Read More


More from Javier Prieto Gallego
Una visita al hayedo de Tejera Negra (Guadalajara)
Los hayedos son los bosques más buscados durante el otoño por quienes...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *